¡Nĭ hăo, Sagradeños!

Por: Celimar Delilah Dávila

La idea de estudiar una lengua adicional ha sido una de las ideas más importantes en los universitarios durante las últimas décadas. De la misma manera en que se han globalizado diferentes tendencias culturales, el aprendizaje idiomas adicionales se ha incorporado a estos modelos pedagógicos, sugiriendo que el ser monolingüe es un factor limitante en los procesos de buscar trabajo.

Dentro del campo internacional de la Asamblea de Relaciones Exteriores de la Universidad del Sagrado Corazón, se encuentra la promoción multicultural como una de las bases para desarrollar líderes globales dentro de nuestra disciplina. A través del acuerdo bilateral con la Secretaria Auxiliar de Relaciones Exteriores del Departamento de Estado de Puerto Rico, la organización estudiantil ha abierto la oportunidad para que los estudiantes que sean miembros de nuestra organización puedan tomar clases especializadas de Chino Mandarín. Este curso cuenta con el apoyo del organismo gubernamental.

Pero, ¿Por qué Chino Mandarín?

Sencillo, es el idioma nacional de China y el más hablado en el mundo, con una comunidad de más de mil millones de hablantes. Estos datos demográfico son importantes porque los chinos componen una quinta parte de la población del mundo.  Se trata de una comunidad que se está expandiendo rápidamente en todas partes. Además de esto, es uno de los idiomas oficiales de las Naciones Unidas. Aprender mandarín es más que aprender un idioma, es una herramienta que sensibiliza la interacción humana con sus hablantes y con su cultura, historia, y tradiciones.

China es ahora  la segunda economía más grande del mundo . Esto ha transformado no sólo el propio país, sino también la naturaleza y la forma de la economía mundial. Durante el mismo período, ha habido un crecimiento en la política, un notable compromiso diplomático y cultural. Esto ha sido particularmente evidente en las interacciones con sus vecinos asiáticos, entre ellos a través de instituciones multilaterales tales como la Organización de Cooperación de Shanghái, y con los estados de Asia Central, EE.UU y Rusia.

En materia de oportunidades de empleo, es importante recalcar la relevancia que posee el aprender mandarín como una lengua moderna de negocios. Pese al historial chino de aislamiento internacional en décadas pasadas,  China ha emergido como un coloso competente en el comercio internacional.  Por eso,  dominar el idioma se traduce en abundantes oportunidades para carreras gubernamentales y empresariales, así como en intercambios científicos, misiones diplomáticas, entre otros.

La República Popular China ha alcanzado en esta última década una influencia económica en el mercado mundial de manera veloz y a niveles inimaginables. Debido a este crecimiento es importante dominar el chino mandarín, ya que es un idioma que abre puertas a negocios, a oportunidades laborales y educativas a nivel global, pues estamos viviendo un momento histórico en el que la República Popular China se encarrila a llegar a ser la primera potencia mundial y debemos estar capacitados para ello. Desde nuestra organización, nos complace ser auspiciadores de una iniciativa que vigorice las posibilidades de empleo de nuestros miembros”, afirmó Héctor Feliciano, Vicepresidente y director de la Cámara de Recursos Humanos de la Asamblea de Relaciones Exteriores.  

“Hablar un idioma es un paso más a acercarse a su identidad, a su modo de vida, y a todo lo que compone el pertenecer a ese lugar. Como joven humanista, aprender idiomas se ha convertido en el ejercicio más efectivo  a la hora de conocer otra cultura, no desde nuestra puertorriqueñidad, sino desde la realidad y el entorno de otra persona. Aprender otro idioma es romper esquemas, construcciones occidentales, desenlazar tabúes, es entender que más allá del bohío vive gente linda”, añadió Eliezer Lappots, presidente de la organización.   

Además de las oportunidades profesionales, no cabe duda de que aprender la lengua es también una forma de conocer la cultura china. “En el corazón de la civilización china hay un rico patrimonio de novelas, cuentos, poesías, teatro, y, más. Reflejan los valores, las luchas, la sensibilidad, las alegrías y las penas de este pueblo tan grande y con frecuencia ofrecen una visión incluso en los sentimientos más íntimos de las personas en el pasado. Estos trabajos ayudan a entender lo que está detrás de la lengua, lo que hace que sea de gran alcance, y cómo de hecho funciona en la sociedad china”, compartió Amanda Santiago, miembro de la Asamblea de Relaciones Exteriores y una de las estudiantes participantes de las clases de mandarín.

Actualmente, la Asamblea de Relaciones Exteriores coordina diferentes iniciativas como la de un programa de intercambio a universidades y centro culturales en la República Popular China junto con diferentes agencias de gobierno en la Isla. El macroproyecto promete promocionar la oferta académica de la Universidad del Sagrado Corazón en el extranjero, y a su vez, exponer a los sagradeños a experiencias que complementen su desarrollo académico.

Screen Shot 2016-02-26 at 7.51.11 PM
Las clases se llevarán a cabo todos los viernes, de 4pm a 5pm en el Departamento de Estado de Puerto Rico en el Viejo San Juan.  El curso está disponible para miembros de la Asamblea de Relaciones Exteriores. La membresía es gratuita.  Para más información: hfeliciano94a@gmail.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s